IMÁGENES DE ROMA ANTIGUA

 

Fue una casualidad. Una mañana, mientras ojeaba en una de esas pequeñas tiendas que venden libros viejos (afortunadamente quedan algunas aquí en Buenos Aires donde, con un poco de suerte, se pueden descubrir volúmenes interesantísimos y también algunos de aquellos que ambicionábamos tener desde hace tiempo), descubrí, colgada de una columna, una tira de viejísimas postales, pegadas unas con otras, con vistas del Foro Romano. Inmediatamente recordé mis visitas a Roma, cuando peregrinaba por aquellos lugares admirando lo que veía, y me surgió la idea de divulgar en la web los lejanos recuerdos, que todavía conservo, de ese sitio único en la historia, utilizando justamente esas imágenes. El librero, sin embargo, no quería deshacerse de su colección, por considerarla una reliquia. A pesar de eso, pactó conmigo el préstamo de las postales por un par de días, luego de tomar todas las precauciones para su devolución. Fue de esta manera que, aprovechando los medios informáticos, pude reproducir las tarjetas en esta página. Naturalmente, la colección no era completa pero, si consigo el resto de las fotos, las agregaré con seguridad.
Los escritos, a la derecha de las imágenes, contienen una muy breve descripción histórica de cada lugar, y pueden servir como emocionada remembranza de lo mucho que aconteció, en el curso de los tiempo, en el acervo común del Foro Romano, con la evidencia de que el mismo constituyó el centro estratégico de una de las más grandes civilizaciones de los tiempos antiguos y, seguramente, la más extensa y poderosa.
Adolfo Ruspini

  FORO TRAIANO. En la Roma Imperial, éste fue el Foro más grandioso. Fu construido en los años 107-114 por Traiano Marco Ulpio (53-117). Este Emperador fue el primero que no nació en Italia (descendía de una antigua familia española). Hizo construir en Roma espléndidos edificios y creó la biblioteca "Ulpia", che fue luego transportada en las termas de Diocleziano. La Columna Traiana, construida en su honor, es el monumento mejor conservado del Foro. En el pedestal, alto 5 metros, fueron esculpidas las armas de los pueblos bárbaros vencidos por él. Traiano conquistó el territorio de los Dacios, derrotandolos repetidamente en el río Danubio, sobre el cual construyó un célebre puente. A Roma, mitigó las persecuciones contra los cristianos. En la foto, en el fondo, se observa el monumento a Vittorio Emanuele ll, grandiosa opera de arte moderno, construido por el arquitecto Giuseppe Sacconi (1854-1905).
  TEMPLO DE VESTA. Era parte del terreno sagrado de Vesta, donde ardía constantemente el fuego sagrado vigilado por las vestales. El culto de de Vesta existía ya en la Región Lazio, y fue llevado a Roma por Numa, el tercer rey de Roma. En el lV siglo, Teodosio abolió este culto. El Templo, de forma redonda, estaba rodeado por un portal, cubierto por 20 columnas de mármol blanco. Las figuras de la gran cornisa representaban los instrumentos del sacrificio e las insignias sacerdotales. Las Vestales, come sacerdotisas, eran elegidas entre niñas de 6 hasta los 10 años de edad, y eran obligadas a observar la más rigurosa castidad. Daban asistencia al Santuario alrededor de treinta años, luego de los cuales su voto caducaba y podían regresar al mundo, cosa que sucedía muy raramente. Tenían, come gelosa incumbencia, la de mantener vivo el fuego sagrado de la ciudad.
RESTOS DE LA CASA DE LAS VESTALES - TEMPLO DE ANTONINO Y FAUSTINA.
A la izquierda y abajo, si ven los restos de la casa de las Vestales. El Templo (a izquierda), ahora Iglesia de San Lorenzo en Miranda, fue construido por Antonino llamado "El Pio" en el año 141, en ocasión de la muerte de su esposa Faustina. Volvió a la luz en el 1807, y las ocho columnas de la fachada (altas 14,50 metros) en mármol "cipollino", muy bien conservadas, demuestran la grandiosidad fastuosa que había en aquellos tiempos. El Emperador Antonino (Tito Aurelio Fulvio) mantuvo una larga paz y administró muy sabiamente el Imperio, tolerando a los cristianos.
TEMPLO DE VENUS. Fue dedicado a Roma (Venus era la madre de Enea, padre de Romulo y Remo). Fue construido por el Emperador Adriano en el 136. Era el más grande edificio religioso de Roma. Desde hace poco tempo fueron levantadas de la tierra numerosas columnas che formaban parte del "pórtico" che rodeaba el Templo, y colocadas en el lugar que ocupaban antiguamente (eran 44, de granito gris). El sitio donde había sido levantado el Templo era el atrio de la "Domus Área" d Nerón , donde se encontraba la gran estatua del mismo emperador (alta 35 metros) que fue luego corrida de lugar y colocada cerca al Coliseo, dando su nombre al mismo (por ser colosal; el anterior nombre del Coliseo era “anfiteatro Flavio”). Para transportarlo fueron empleados 24 elefantes. El Templo ocupaba el centro del "pórtico", y era formado por dos celdas opuestas entre si, unidas por una pared común.
ARCO DE TITO. Como ya dicho en el capítulo destinado al Coliseo, el Arco de Tito fue construido en el año 80 por el Emperador Vespasiano, su padre, en honor a su hijo por la su conquista de Jerusalén, hecho que dio origen al desmembramiento del pueblo hebreo.
De la antigua construcción, queda solamente la parte central en mármol. Sobre la "volta", es representado el Emperador elevado al cielo por una figura que representaba Roma y el desfile de los prisioneros che transportaban los tesoros de los Templos de Jerusalén.
Tito fue elegido Emperador a la muerte de su padre Vespasiano.
TEMPLO DE SATURNO. El Foro Romano divide la colina del Capitolino desde el Palatino. Aquí, de acuerdo a la tradición, se desarrolló la batalla entre los Romanos y los Sabinos. Luego de la alianza entre los dos pueblos, el lugar se destinó a las ceremonias y a las reuniones para resolver problemas comunes. Por este motivo, en el año 498 a.c. el cónsul Tito Larcio inauguró un Templo dedicado a Saturno, que es el más antiguo de Roma. Se quemó en el 283 d.c. y fue reconstruido por Diocleziano. De ese Templo no quedan más que 8 columnas de granito, con fusto liso y capitel “iónico”, debajo de una gran cornisa, cuyas inscripciones recuerdan el incendio y la reconstrucción. La leyenda cuenta que el Dios Saturno, en el curso del Reino de Giano, fundó una colonia sobre la colina del Capitolino y Giano, hijo de Apolo, se estableció en las orillas del Río Tíber. A posteriori, se llamó Gianicolo una de las colinas de Roma, sobre la derecha del mismo río
ARCO DE SETTIMIO SEVERO. Fue construido por el Emperador Settimio Severo (146-211) en el año 205, en propio honor y en el de sus hijos Caracalla y Geta. En las tres arcadas que lo cubre se encuentran (arriba) las esculturas que representan las victorias logradas y, más abajo, los que representan los principales hechos de guerra con los bárbaros tomados prisioneros en el curso de tantas batallas ganadas. Proclamado Emperador por el ejército, entró en Roma en el 193 con sus legiones, derrotando a los rivales Pertinace y Didio Giuliano. Sometió los Partos y los Adiabenos conquistando sus tierras. En el 208, con sus hijos Caracalla e Geta, desembarcó en Britannia (Inglaterra), extendiendo sus dominios. Venció también a los Caledonios y aseguró las fronteras del Imperio. Hombre culto e inteligente, dominaba tanto la literatura griega come la romana. Levantó en Roma muchos edificios y escribió también sus memorias
COLLE PALATINO Y CASA DE LIVIA DRUSILLA. Fue en la colina Palatino donde se alojaron los primeros habitantes de Roma, y la leyenda dice que allí existía la casa di Fáustolo, lugar donde la famosa loba dio su leche a Rómulo y Remo. En el tiempo de la república, ese lugar fue abitado por los patricios. Nerón, más adelante, embelleció el lugar, ampliándolo. Lamentablemente, en la época del medioevo, la zona fue saqueada y, de las antiguas construcciones, quedaron solamente ruinas. Sin embargo, merecen una atención muy especial los restos de la casa de Livia, ya que, en ellos, se puede distinguir el atrio, el vestíbulo y el “triclinio”, donde todavía se conservan las decoraciones y algunos frescos de gran pregio. Livia (55 a.c. - 29 d.c.), que pertenecía a la antigua familia Claudia, se casó con Claudio Tiberio Nerón, teniendo con él los hijos Tiberio y Druso Germánico. Muerto Nerón, del cual ya estaba divorciada, fu luego raptada por Augusto, con el que se casó. Fue su tercera
FORO AUGUSTO. Augusto Caio Giulio Cesare Ottaviano, fue el primer Emperador romano (63 a.c. - 14 d.c.). Fue sobrino de Julio César y luego adoptado por él como su sucesor. Con Lepido y Antonio formaron un triunvirato, pero dopo del retiro di Lepido e la victoria sobre Antonio (batalla de Anzio), ocupó Egipto y fue elegido Emperador en el año 27 a.c. Ya en el 12 a.c. había sido nombrado Pontífice máximo y, en el 2 a.c., Padre della Patria. Construyó el Foro con su nombre por una promesa hecha a si mismo, del cual quedan solamente ruinas. Las tres magníficas columnas “corinzie” hacían parte de la gran galería sobre la parte derecha. Embelleció Roma con palacios, teatros e termas. El siglo de Augusto fu llamado "el siglo de oro" por la literatura y por la misma historia romana
EL FORO ROMANO VISTO DESDE EL CAMPIDOGLIO. Ésta es una de las mejores vistas del Foro Romano. Se pueden admirar los restos de todas las épocas, entre las cuales figura la famosa Tribuna, desde donde se escuchaban los mejores oradores latinos, entre los cuales sobresalió Cicerón, con sus famosas arengas
EL CAMPIDOGLIO. Es una de las colinas sobre la cual se fundó la Roma primitiva y donde se desarrolló mayormente la vida política de los romanos Tarquinio el Soberbio, último rey de Roma antes de la República, hizo construir una fortaleza y también el Templo de Júpiter. Sobre estas ruinas, en el medioevo, se levantó el Palacio Senatorio (en el centro) e el de los Conservadores, a su derecha. El Papa Paolo lll (1468 - 1549), hizo luego construir el Museo Capitolino (a la izquierda). Además, y en ocasión de la entrada en Roma del Emperador español Carlos V, se crearon las dos nuevas subidas que llegan a la plaza. La que está ubicada en la parte central es una ancha escalinata a los pies de la cual figuran dos leones (uno a cada lado), mientras en la cima figuran las majestuosas estatuas de Castore y Polluce.
Tumba de Cecilia Metella, sobre la Via Appia
Reconstrucción del Foro Romano, con vista al Coliseo, dibujada por Enrico Laurenti.
Segunda Reconstrucción del Foro Romano (parte Sur)
Dibujada por Enrico Laurenti.