LOS ANTIGUOS CAFÉS DE
BUENOS AIRES FUERON
PARTE DE LA HISTORIA
ARGRNTINA

 

FONDA DE LOS TRES REYES
(1800? - 1830?)

HISTORIA:

No tenemos indicios ciertos sobre la fecha de apertura de esta fonda, sin embargo podemos estimar que la misma ha sido inaugurada por un inmigrante italiano, llamado Giovanni (Juan) Bonfillo entre el año 1800 y el 1805.

Las primeras noticias recabada de nuestras fuentes corresponde a un hecho concreto, el cual dice que el 27 de Junio de 1806 (dos días después del primer desembarco inglés en el Río de la Plata), oficiales ingleses libres de servicio cenaron en la Fonda de los tres Reyes ubicada cerca del fuerte (a media cuadra del mismo), en la calle Santo Cristo (hoy calle 25 de Mayo). En ese mismo día el Virrey Sobremonte fugó hacia Córdoba y el día 28 de Junio el general inglés William Carr Beresfod, al mando de sus tropas, oficializó la ocupación de Buenos Aires (ya ocupada desde el día 26).

Los oficiales y también los civiles británicos llegados con el ejército, siguieron utilizando la Fonda de los tres Reyes y, debido a esta circunstancia, se la llamó “la fonda de los ingleses”.
Luego de la reconquista y del rechazo de la segunda invasión (comandada por el general John Whiteloche) esta Fonda siguió trabajando poniendo en práctica una decisión de su dueño, que entendía hacer buenos negocios ofreciendo un sitio de comida y alojamiento para extranjeros.

En efecto, Buenos Aires comenzaba a ser muy atractiva para los extranjeros, debido a su avance comercial y su posición estratégica. Debido a eso, ya se había iniciado la primera etapa, aún reducida, de inmigración europea (#1). La segunda etapa, iniciada desde 1810 fue mucho más intensa; españoles e italianos fueron siempre la inmigración más numerosa desde entonces.

Un discreto número de inmigrantes prefirieron alojarse en la Fonda de los tres Reyes como posada para extranjeros, en la cual se hablaban distintos idiomas y era más fácil relacionarse para organizar sus vidas en busca de trabajo o negocios. Entre los parroquianos de la Fonda había un buen número de ingleses que se habían afincado en Buenos Aires luego de las guerras, además de los que estaban llegando con frecuencia.

En efecto, y buceando en la historia, se confirma que antes y después de las guerras hubo una constante presencias de civiles ingleses en Buenos Aires (en tiempos de paz, algunos cumplían funciones diplomáticas oficiales). Este hecho confirma una motivación absolutamente comprobada: Inglaterra deseaba impedir que Francia avanzara sobre los virreinatos españoles, previendo el ataque de Napoleón contra España, hecho que se concretó en 1808 cuando José Bonaparte se instaló como Rey en Madrid, desplazando a Fernando VII de Borbón. Por ese motivo, y a pesar de las derrotas militares sufridas durante las invasiones, la sutil acción diplomática de los ingleses logró siempre mantener una buena relación con las autoridades del Río de la Plata, primero con los virreyes y luego con las juntas independistas.

Se puede también mencionar el hecho de que Liniers, el héroe de la Reconquista, dejó embarcar al ejército vencido rumbo a Montevideo luego de un acuerdo diplomático por intercambios de prisioneros. Además, el mismo Liniers quedó en buenas relaciones con el General Beresfod (hecho históricamente comprobado).

Debemos también mencionar que, entre las muchas personas que llegaban para buscar un mejor porvenir, acudían también observadores ingleses con misiones especiales y reservadas: uno de ellos, también alojado en la Fonda de Los Tres Reyes, se llamaba Santiago Florentino Burke, con el grado militar, no manifestado, de coronel (fue, tiempo después, inculpado como espía). El mismo contaba con un gran carisma y logró, en el curso de las reuniones que se realizaban en esta fonda, entablar una fácil amistad con algunos integrantes de las familias más adineradas e importantes de la ciudad. Increíblemente consiguió ser presentado al Virrey Sobremonte, obteniendo también su confianza (en 1808, hecho comprobado).

No hemos encontrado la fecha en la cual cerró esta Fonda, pero estimamos que debió haber funcionando hasta el año 1830, debido también al mejor servicio para extranjeros que ofrecía el Hotel de Faunch, abierto en 1822.

Bernadette Castro
Fuente: Bibliotecas históricas de Buenos Aires.

REFERENCIA
:

(#1) Los datos oficiales sobre la inmigración española dicen que:
en 1810, habitaban en territorio de las Provincias Unidas del Río de la Plata unos 6.000 españoles peninsulares, sobre una población total entre 500-700 mil habitantes. Es decir que representaban aproximadamente el 1% de la población.